Ingresa

Horizonte 2020: aprendizaje integrado, significativo y con sentido

Es la premisa de este proyecto piloto que se está implementando en Barcelona, en el cual los alumnos ya no tienen pruebas, asignaturas, tareas ni un profesor que les dicte la materia.

Un cambio profundo es el que están viviendo 1700 niños que asisten a siete escuelas jesuitas en Barcelona, España.

Desde septiembre de 2014, alumnos de distintos cursos no tienen pruebas, tareas ni asignaturas. Sus salas no son las tradicionales: ahora son grandes espacios diseñados para trabajar en equipo, coloridas, luminosas, con graderías, sofás, con mesas que pueden moverse, y donde los niños pueden usar sus celulares, tablets o computadores.

Las clases tampoco son las típicas: Ya no se sientan todos en silencio a escuchar lo que el profesor les explica o dicta. Ahora tienen tres maestros que hacen las veces de guías o tutores, les explican las actividades o proyectos semanales y los objetivos por cumplir a los 60 alumnos del curso, que deben dividirse en grupos para trabajar. Incluso son los mismos niños los que deciden cuando salir a recreo: simplemente cuando están cansados.

Se trata del proyecto piloto Horizonte 2020, iniciado por la Fundación Jesuitas Educación (FJE) de Cataluña, con miras a expandirlo en 2020 a toda su red, compuesta por más de 13 mil alumnos y 1350 profesores.

Horizonte2020La respuesta de los estudiantes a esta experiencia ha sido espectacular, según cuentan Xavier Aragay, líder del proyecto y director general de FJE, y María Jonquera Arnó i Fortit, Directora de la Oficina de la Dirección General de FJE, quienes estuvieron el 10 de diciembre en Santiago para exponer en el Seminario “Una realidad en marcha. Experiencia jesuita en Cataluña”, organizada por la Red Educacional Ignaciana (REI), Educación2020 y la Universidad Alberto Hurtado.

Poniendo en marcha la educación para el Siglo XXI

Fue en 2010 que la red de escuelas jesuitas decidió comenzar un proceso de transformación de la educación a 10 años, Horizonte 2020. Explica Aragay:

“Percibíamos que había un importante fracaso escolar y que, progresivamente, los alumnos se iban desconectando de esta escuela basada en la transmisión oral del conocimiento por parte del profesor, que sirvió para los siglos IXX y XX, pero que no estaba funcionando con los niños del siglo XXI”

En 2011, hicieron un diagnóstico lapidario: el sistema educativo tal y como lo conocemos, estaba agotado, y la escuela cansada y saturada, al igual que maestros y alumnos. Decidieron entonces prepararse para realizar un gran cambio.

Durante 2012 la Fundación se dedicó a hacer un proceso participativo, convocando a más de 13 mil personas (entre profesores, padres, alumnos, y comunidad), a quienes les preguntaron cuál era la escuela que querían para los próximos años. Recogieron 56 mil ideas. “Tuvimos una participación muy importante, porque así las personas podían sentirse protagonistas del cambio”, comenta María Jonquera Arnó i Fortit.

Con ese material procesado, iniciaron un debate respecto a cómo hacer el cambio, e iniciaron experiencias piloto en algunas de sus escuelas. Se programaron para partir en septiembre de 2014 en dos tramos educativos: Educación Infantil (entre los tres y los cinco años) en cuatro escuelas, y en el que ellos han denominado como Nueva Etapa Intermedia (NEI, que está entre medio de la Educación Primaria y la Secundaria Obligatoria en España), de niños entre 10 y 13 años, en tres colegios.

Después de un año y medio de implementación, Xavier Aragay y María Jonquera, están más que satisfechos con el proyecto.

“Está funcionando muy bien. Los niños aprenden más, y por sí solos. Se les pone en marcha un motor que llevan por dentro en el que la curiosidad se multiplica, y quieren aprender más. Porque, ¿qué es aprender? Es emoción, curiosidad, es una forma de jugar. Y con el sistema tradicional estamos matando eso”

, cuenta Aragay. Agrega que en junio próximo, cuando termine la experiencia piloto, realizarán una evaluación externa para establecer comparaciones con el sistema tradicional de educación “y ahí esperamos demostrar que esto no solo es viable, sino deseable y que va a dar muy buenos resultados”.

En todo caso, cuenta que la reacción de los responsables educativos del Gobierno autónomo de la Generalitat de Catalunya ha sido positiva: Han tenido información completa del proyecto desde el inicio y “su actitud es de colaboración expectante, exigiendo únicamente que quede constancia por escrito de las prácticas de innovación pedagógica puestas en marcha para que puedan supervisarse adecuadamente”, cuenta Xavier.

Un día en las escuelas jesuitas

Con seis horas diarias de clase efectiva, cada día se inicia con 20 minutos en los que los niños y sus profesores conversan sobre como están o reflexionan sobre algún tema o hecho. Una vez conectados, empieza el trabajo, que no incluye asignaturas, sino proyectos.

ESCOLA NENS JESUS

ESCOLA NENS JESUS

Todos los lunes los profesores les explican a los niños en qué consistirán éstos, cuáles son los objetivos y cómo se les va a evaluar. Luego, son los propios niños los que deciden cómo llevar a cabo la tarea.

“Por ejemplo, uno de los proyectos consiste en rememorar la Vuelta al Mundo en 80 días, de Julio Verne. Entonces, para que el globo funcione, los niños deben averiguar qué necesitan, por qué sube con el aire caliente; qué distancia hay que recorrer, qué itinerario seguirán, por qué países pasarán y estudiar todo sobre ellos: historia, geografía, el tipo de moneda”, cuenta María Jonquera. Así, van integrando todos los conocimientos: ciencias, matemáticas, geografía, historia.

Al final de la semana revisan si consiguieron los objetivos establecidos para la actividad y realizan la evaluación: de los propios alumnos, de los compañeros y de los profesores. “Hay una evaluación constante y observada por el profesor, que mira cómo trabajan en grupo e individualmente, cómo buscan, exponen o sintetizan un contenido, y dan un feedback constante respecto a como está siendo el desarrollo de sus habilidades”, explica María Jonquera.

“Ellos están buscando información, sistematizando y aprendiendo a cada rato. Cuando van resolviendo problemas, le encuentran sentido a aprenderse una regla de tres o un sistema de cambio. Eso desata una gran motivación, y sin darse cuenta van aprendiendo muchísimo, muy integradamente. No es que lo aprendan de memoria, lo suelten en una prueba y después lo olviden. Se trata de aprender con sentido. Hoy a los alumnos lo que más les desespera es que aprender no tiene sentido. El aprendizaje debe estar integrado, ser significativo y tener sentido”, dice Xavier Aragay.

Para que los proyectos sean fructíferos, los estudiantes deben aprender a trabajar en equipo y a asumir distintos roles. Además, los grupos van cambiando, ya que la idea es que aprendan a trabajar con todos.

Al final del día, 20 minutos antes de terminar, la clase se detiene para reflexionar sobre lo que aprendieron durante el día y las experiencias que se llevan a casa.

Este nuevo modelo pedagógico impulsado por la Fundación Jesuitas Educación ha logrado derribar el mito de que los alumnos no quieren aprender. Por el contrario, los niños se motivan, quieren avanzar y saber más. “Es un motor de educación potentísimo, que nos solamente transmite conocimientos, sino también valores, actitudes, trabajo en equipo, a tener autonomía personal, a buscar información en internet, a sintetizarla, a presentarla. Con este sistema queremos formar personas autónomas, capaces de pensar, de reflexionar y resolver retos. Los alumnos, los profesores y las familias han llevado este sistema mucho más allá de lo que pensábamos”, reflexiona Xavier Aragay.

“Cambiar la educación  es posible. Es complejo, requiere tiempo, hay que planificarlo bien. No es un trabajo individual sino colectivo. Les invitaría a crear redes, a que diversas escuelas y equipos directivos colaboren y que juntos afronten este reto de cambiar la educación. Un profesor solo puede mejorar algunas cosas pero no puede hacer un cambio tan profundo”.

– Xavier Aragay, líder del proyecto Horizonte 2020.

Transversalizando el conocimiento


Al igual que en Chile, en España las escuelas se rigen por normas que les dictan cuáles son las materias esperadas para pasar en cada curso. En Horizonte 2020, conscientes de que “el currículum es enciclopédico y no se puede pasar todo”, adaptan y priorizan las materias para poder incorporarlas en sus proyectos en aula.

“Y nos centramos en lo más importante: lectura, de expresión oral, matemáticas, que deben estar muy bien consolidadas, porque son las puertas para integrar los otros aprendizajes. Entonces tenemos interdisciplinariedad, desaparición de asignaturas, incorporación integrada de conocimientos, a la vez que valores, habilidades, actitudes”, precisa Aragay.

Agrega que para crear este nuevo modelo pedagógico se han inspirado también en escuelas Montessori, Waldorf y en las inteligencias múltiples de Gardner. “Todos nos inspiramos a todos, nadie inventa algo de cero. Compartimos este acervo de la pedagogía activa, de que el alumno aprenda haciendo. Pero eso siempre se ha expresado en escuelas muy minoritarias y nuestra aspiración es llevar esto al sistema generalizado”.

Rol de los profesores


Los docentes fueron parte fundamental para poder implementar Horizonte 2020. La Fundación Jesuitas Educación no contrató nuevos profesores, sino quo que invitó a los que ya trabajaban en sus colegios a sumarse a la experiencia.

Organizaron un programa de formación en el que pudieron reflexionar en conjunto sobre su vocación, lo que querían cambiar el modelo educacional antiguo y aprendieron las nuevas metodologías. “Les dimos el currículum focalizado y priorizado y a partir de ahí ellos mismos prepararon los proyectos, la forma en que los evaluarían, etc.”, cuenta María Jonquera.


Categoría: Ciudadanía, Colaboración, Competencias para el siglo XXI, Creatividad e Innovación
Temas: , , , ,

Agregar un comentario

No obstante también intentamos tenerlo ordenado ya gay tube XXX sean con el porno newbie mientras tienen sexo acquainted por el culo y video xxx corriéndose encima de las madres desnudas maduras con ganas de follar y ver putas disfrutando del porno gratis mientras le meten las pollas por el culo tanto entre hombres cómo chicos a mujeres divorciadas. El Porno Español se está convirtiendo en un gran referente en el sector del placer. Sin dudas el mejor videos porno xxx para pasar el rato haciendose una buena paja viendo como una pelirroja de tetas naturales recibe toda la corrida en un sexo porno cuarto de lodge disfrutando a mas no poder.